Cielo Abierto está situado en la comarca de Las Villuercas, un área que destaca por la diversidad paisajística y el buen nivel de conservación del medio natural. Entre sus ecosistemas encontramos el bosque mediterráneo, con grandes extensiones de dehesa, riscos rocosos, arroyos y embalses, bosques de roble o castaño, valles aislados y todo ello unido a una densidad de población bajísima.

Aves emblemáticas como el buitre negro, águila real, águila culebrera, águila calzada y águila perdicera, milano real y milano negro, avutarda, oropéndola, abubilla, rabilargo, abejaruco, alcaudones, roquero solitario, halcón peregrinopor citar sólo una pequeña parte, las podrás disfrutar en el entorno cercano.

Otras razones para elegir Cielo Abierto como base para tus vacaciones disfrutando de la observación de aves son:

  • La magnífica localización respecto a zonas de interés ornitológico como el embalse de Arrocampo, Campolugar, Moheda Alta, llanos de Trujillo, embalses de Alcollarín y Sierra Brava, Orellana Monfragüe. Todos ellos a menos de una hora de Cielo Abierto.
  • La bellísima, bien conservada y amplia red de carreteras secundarias que harán las delicias del birdwatcher.
  • La localización de nuestro alojamiento en un alto sobre el valle de Berzocana te permitirá disfrutar del espectáculo de la naturaleza sin moverte de la terraza.
  • Toda nuestra experiencia y conocimientos a tu servicio. Tenemos disponibles mapas y documentación detallados con rutas para la observación de aves.
  • Si lo deseas te pondremos en contacto con guías profesionales y servicios de hides.